Adaptaciones en el hogar

Adaptaciones en la estructura de una casa para una persona con movilidad reducida

Las adaptaciones en el hogar

Adaptaciones en el dormitorio: Ayudas a la movilidad dentro de casa en Personas WIPCuando hay en el hogar una persona con movilidad reducida es importante que todo el entorno esté adaptado tanto para comodidad de la propia persona como para el fomento de su independencia, así como para facilitar su cuidado domiciliario.

Para ello puede resultar interesante implementar ciertas reformas estructurales en el piso en el que esta persona con algún limitante de movilidad va a utilizar. Sea por edad, enfermedad o accidente, temporal o permanente, una movilidad reducida implica que la persona tendrá necesidad de apoyos para desplazarse, o bien que habrá necesidad de utilizar una silla de ruedas, un andador o bastones al interior del piso.

 

 

De forma triste pero contundentemente verdadera, muchos pisos y casas no están pensados para este tipo de necesidades. Puertas y corredores demasiado estrechos, exceso de escalones y cambios en la altura de las habitaciones, todo ello puede resultar en una complicación adicional para una persona que enfrenta ya en la vida cotidiana una limitante motriz.

 

Es por ello que los cambios estructurales pueden resultar de gran valor antes de incorporar barandales, apoyos, rampas de diferentes tamaños y otros elementos de ayuda a la movilidad.

¿Cuáles serán los puntos más importantes en los que una reforma puede resultar benéfica?Rampas para acceso de usuarios con sillas de ruedas en Personas WIP

  1. La entrada. El acceso al piso/casa debe estar adaptado ya sea para el uso de una silla de ruedas o para que una persona los suba sin forzar articulaciones, utilizando un andador o muletas. Las medidas de la propia puerta, la incorporación de rampas e inclusive la modificación de la altura en el buzón, el timbre y la cerradura son elementos a no omitir.
  2. La cocina. ¿Cómo trabajar la autonomía de una persona con movilidad reducida sin darle las herramientas para poder servirse un vaso de agua o cocinar por sí mismo? En este sentido, las cocinas abiertas o con corredores amplios y espacios abiertos que permitan la circulación y el uso de elementos de sujeción, alcanzadores e incluso la inclusión de encimeras a alturas concretas para facilitar la preparación de alimentos y bebidas.
  3. El baño. No hay forma de diseñar un hogar adaptado a la movilidad reducida sin poner atención especial en el baño. La ducha (no es recomendado instalar una bañera), el acceso, las superficies, los aseos, el lavabo: todos estos elementos deberán estar adecuadamente adaptados para el uso cotidiano de una persona que tiene dificultades para movilizarse. Las dimensiones del cuarto de baño deben ser así mismo amplias para permitir la circulación con apoyos. Los acabados cerámicos deberán, por su parte, ser en gran medida antideslizantes.
  4. Pasillos y dormitorios. En el dormitorio, la cama deberá contar con los mecanismos de acceso adecuados y ser la correcta para una persona que tiene ciertos impedimentos para desplazarse de forma independiente. La selección de los muebles (cama, sofás, armarios) deberá hacerse con cuidado especial para permitir a esta persona pasar sus momentos de reposo, descanso e intimidad en toda comodidad.
Andador en personas WIP Ayudas para comer y beber en Personas WIP
Ayudas para el dormitorio en Personas WIP Disco giratorio para transferencias en Personas WIP

Independientemente de estos puntos básicos, todo el espacio deberá considerar adecuadamente la presencia de soportes, superficies antideslizantes, elementos al alcance, etcétera. Conseguir niveles personalmente satisfactorios de autonomía es esencial en la vida cotidiana de cualquier ser humano, y no lo es menos en personas con problemas de movilidad.