diseño-universal

El diseño universal

Apoyando el diseño universal

Las personas que tienen limitantes de movilidad o algún tipo de hándicap, no necesitan asistencialismo. Lo que precisan son adaptaciones que les hagan accesibles todos los ámbitos de la vida, y no exactamente que haya alguien ahí a su lado haciendo las cosas por ellos. Esta accesibilidad implica distintos niveles de cambios estructurales en los objetos, construcciones, dispositivos y aplicaciones de la vida cotidiana.

Objetivos de accesibilidad y autonomía

Las adaptaciones pueden implicar cosas y esfuerzos tan diferentes unos de otros como por ejemplo las modificaciones estructurales en una casa para hacerla cien por ciento habitable para una persona que tiene una movilidad limitada, hasta la creación de obras de arte que puedan ser apreciadas por personas que tienen problemas de visión o audición.

El objetivo es lograr que todas las personas que por distintos motivos tengan un hándicap físico puedan trabajar, estudiar y participar de una sociedad que muchas veces está construida sobre supuestos y físicamente elaborada sólo para quienes estén al cien por ciento de sus capacidades. Y eso es terrible, pues tal y como lo sostienen las propias Naciones Unidas “todos tenemos algún tipo de discapacidad en algún momento de nuestras vidas: como niños, si en algún momento nos rompemos una pierna, una persona mayor, etc., poseen una discapacidad en una forma u otra”. Es decir, todos somos en algún momento “doblemente importantes” o Personas WIP.

Diseño universal - Rampa Vitility Roll-Up Pequeña 150 cm en Personas WIP

Por ello, en cuanto al ambiente físico, es de extremada importancia que existan espacios libres de barreras e impedimentos, diseñadas para lograr que las personas tengan acceso de forma equitativa. Y, en realidad, las necesidades de las personas con alguna discapacidad no “molestan” o estorban, sino que satisfacen a la mayoría. Un edificio accesible no sólo se diseña para personas con diversdad funcional, sino que también benefician a personas mayores, mujeres embarazadas o niños pequeños.

La noción de diseño universal

Es por ello que existe el concepto denominado como “diseño universal”, que es un cambio en el paradigma del diseño para construir no sólo escuelas, edificios y pisos adaptados, sino ciudades completas que pasen a ser utilizables por todas las personas que las habitan. Que refuercen la autonomía de sus habitantes y que permitan la existencia de espacios en que no haya fronteras para quienes tengan algún tipo de limitación física o intelectual.

Este paradigma del diseño universal no se queda simplemente en ideas cotidianas como por ejemplo las entradas y accesos a los medios de transporte colectivos, sino que también trascienden el ámbito de lo “útil” para llegar al de lo artístico y estéticamente disfrutable. Baste como ejemplo esta iniciativa de diseño de historietas para personas con diversidad visual o los distintos esfuerzos culturales realizados para permitir a las personas con diversidad auditiva disfrutar de la música.

Desde Personas WIP apoyamos la idea del diseño universal y sostenemos que cada pequeño paso en la persecución de la autonomía de las personas con algún problema de movilidad o sensorial es en sí un triunfo, aunque reconozcamos que queda mucho por hacer.