Estimulación temprana

Estimulación temprana: de 0 a 3 años

La estimulación temprana es el conjunto de actividades realizadas con un niño o niña y/o con su familia con los objetivos de:

  • Propiciar un desarrollo óptimo del niño/a potenciando sus capacidades y habilidades físicas, cognitivas, sociales y emocionales.
  • Detectar a edades tempranas posibles alteraciones del desarrollo derivando en un diagnóstico precoz que permita orientar una correcta intervención y atención temprana.

La estimulación temprana ayuda a fortalecer el cuerpo y a desarrollar las emociones y la inteligencia de tu hijo o hija. Integra estas actividades a su juego diario. Abrázale, felicítale, sonríele, háblale y dile lo mucho que lo quieres, así, contribuirás a su desarrollo pleno y al cuidado de su salud.

Algunas sugerencias para la Estimulación Temprana en casa:

El ambiente de juego y/o actividad debe ser tranquilo y seguro.

Celebra los logros.

No fuerces su respuesta si no quiere hacer las actividades.

Participad ambos (padre y madre) o aquellas personas encargadas del cuidado diario en la estimulación de los niños o niñas.

Puedes elaborar tus propios materiales para los ejercicios, no es imprescindible gastar para estimularle.

Estimulación temprana 0-3 años

Moogy colgante

Las actividades deben realizarse diariamente o por lo menos tres veces a la semana.

Repite cada serie de ejercicios por lo menos cinco veces.

Acompaña las actividades con música, canciones, rimas y juegos.

Estimulación temprana 0-3 años

Set de pesca Plas Plas

El momento ideal para estimularles es cuando están despiertos y tranquilos.

Deja pasar 30 minutos después de alimentarle para iniciar las actividades.

Aprovecha algunas actividades diarias como el baño, el juego, el vestirle.

Podemos establecer tres grandes periodos del desarrollo del bebé de 0 a 3 años:

  • De 0 a 6 meses: podemos potenciarlos estímulos sensoriales visuales, motores y emocionales a través de juguetes con luz, música, movimientos, mordedores y masajes y voces conocidas.
  • De 6 a 12 meses: empiezan a relacionar causa-efecto,  a sostener objetos, gatear y/o caminar con ayuda, pueden buscar cosas fuera de su alcance, entienden órdenes simples, aprenden el concepto de “se puede” o “no se puede”…
  • De 12 a 24 meses: podemos practicar juegos relacionados con las primeras palabras, la ordenación de piezas, distinción de formas, tamaños y colores, puzles y juguetes simbólicos. En esta etapa, empiezan a poder hacer torres de tres o cuatro cubos, quitarse prendas de vestir como los calcetines y utilizar la cuchara con cierta habilidad…
  • De 24 a 36 meses: en este periodo del desarrollo irán afianzando su psicomotricidad (suben y bajan, saltan, giran, atrapan), el lenguaje (aunque aún es limitado entienden conceptos como mucho o poco, dentro o fuera, ect) , el pensamiento lógico, la clasificación y seriación, autoconocimiento del propio cuerpo (identifican partes de su cuerpo y las señalan, hablan consigo mismos mientras juegan…).
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.