Personas Wip, Los juguetes del cole, juguetes educativos para todo tipo de alumnado

La atención temprana

Se entiende la atención temprana como un conjunto de intervenciones dirigidas a los niños/as de 0 a 6 años, a su familia y a su entorno, y que tiene por objetivo darles respuesta lo antes posible (temprana) a las necesidades de la población infantil con trastornos en el desarrollo o en riesgo de padecerlos, para potenciar y mejorar su autonomía personal y la inclusión social.

La propuesta de materiales y juguetes que hacemos desde Los Juguetes del Cole no significa que sólo este material sea válido para cualquier terapia de atención temprana, ya que hay que tener en cuenta siempre que cada bebé es único y sus necesidades han de ser valoradas siempre por profesionales.

Atención temprana 0 a 3 años Los Juguetes del cole

Moogy Abroches

 

En atención temprana, los profesionales y las familias o tutores, podrán trabajar diversos aspectos de la percepción de los bebés de 0 a 3 años, entre ellos:

  1. PERCEPCIÓN VISUAL Y AUDITIVA:

1.- a) La percepción visual forma parte importante del desarrollo mental entre los dos y los cinco años, estableciéndose cinco habilidades generales:

  • Reconocimiento de formas: reconocer que una forma se ha girado aun siendo la misma forma.
Atención temprana Los Juguetes del Cole

Set 6 cubos/bolsa

  • Cierre visual: adivinar un objeto cuando solo se ve una parte.

  • Memoria espacial: recordar la situación de un objeto escondido.

  • Búsqueda de imagen:  ignorar detalles que no son importantes al buscar un objeto en particular.

Un niño con dificultades puede tener problemas con una o varias de estas habilidades, pero un niño en edad preescolar desarrolla todas estas habilidades hasta que las hace automáticas y no piensa en ellas de manera consciente.

Atención temprana. Percepción auditiva. Los juguetes del cole

Tam Tam

 

1.- b) El oído de los niños es más sensible tanto en frecuencia como en volumen. Ofrecerle juguetes sonoros para que se dirija hacia ellos, que intente cogerlos y posteriormente sea él mismo quien los haga sonar. Así no solamente se estimula la percepción y discriminación auditivas, sino que comienza a entender que sus acciones tienen unas consecuencias

 

 

PERCEPCIÓN TÁCTIL: se trabaja con elementos con diferentes texturas, temperatura, peso o volumen que permiten diferenciar objetos y estimular el tacto.

COORDINACIÓN OJO-MANO:  la coordinación oculomanual implica también la visión, no sólo los movimientos de los dedos. A partir del primer año,el bebé ha evolucionado hasta el punto en que su visión y su control manual se combinan eficazmente. Ya enfocan la vista en un juguete pequeño y pueden extender la mano para agarrarlo y encajarlo en su sitio. Los juegos que antes le eran demasiado difíciles, como los rompecabezas, ahora despertarán su curiosidad. A medida que van creciendo. hacia los tres años, el desafío será aplicar esa coordinación oculomanual para solucionar puzles cada vez más complejos.

Atención temprana. Coordinación ojo - mano

Superpegs 32 pcs. Maletín placa mini.

HABILIDADES MOTORAS: La adquisición de la coordinación y de la combinación de los diferentes movimientos se realizará, progresivamente, durante su primer año de vida:
1. Boca-ojos, cabeza-cuello-hombros.
2. Tronco-brazos-manos.
3. Extremidades-lengua-dedos-piernas-pies.

Al principio, los movimientos son reflejos, descoordinados e inconscientes pero poco a poco el niño (a), a través de las experiencias, sobre todo por imitación, tiende a hacer suyas dichas experiencias y tener conciencia y coordinación de sus actos. Entre 1 y 3 años iniciará la marcha y podrá iniciarse en pequeñas habilidades que le darán independencia, como abrocharse/desabrocharse, sacarse/ponerse los calcetines, ect

COMUNICACIÓN:  Los gorjeos son las primeras expresiones verbales en los bebés, aparecen entre los dos y cinco meses. Estas primeras expresiones dan paso durante el séptimo y el décimo mes, al inicio de sonidos significativos que podemos estimular repitiendo sus propios sonidos o bien con otros materiales.

Más adelante, entre los nueve y diez meses, el bebé parece fijar,  ejercitar y realizar   determinados sonidos  o sílabas (balbuceos), pasando gran parte del tiempo en esta actividad. Podemos estimularle con diferentes voces y sonidos.

Según la estimulación recibida y su propia maduración cognitiva, poco a poco irá preparándose para entrar al mundo verbal.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.